Sobre

Nosotros

Productos el Puma es un equipo humano que fabrica y comercializa bocadillo de guayaba tradicional desde hace más de 30 años que cada día se esfuerza por hacer de la calidad y el servicio factores de diferenciación en nuestros productos. Tenemos la fortuna de contar con el mejor personal que nos brindan a través de su trabajo la mayor de las satisfacciones como lo es de tener clientes satisfechos quienes nos motivan a direccionar todos nuestros esfuerzos hacia el mejoramiento continuo de nuestra organización y sus procesos superando las expectativas de calidad, bienestar y deseos de nuestros clientes.

100%

Productos
Naturales
La

Marca

Productos el Puma nace de una anécdota en el año de 1984 cuando su creador y fundador CARLOS ARTURO RIVERA GONZALEZ decide ir a realizar el registro ante la cámara y comercio de Bucaramanga. El llevaba varios nombres que deseaba colocarle a su pequeña empresa, pero todos fueron negados pues ya aparecían como registrados; después de tanto buscar y buscar y mientras el asesor lo atendía tomo una de las revistas que estaban en el mostrador del sitio, comenzó a pasar y a pasar las hojas sin encontrar nada a punto de darse por vencido y casi terminando de ver todas las revistas hasta que se encontró con un artículo que decía COMESTIBLES EL PUMA una empresa muy conocida en Argentina en ese entonces de una se le hizo llamativo el nombre pues no era común usar nombres de animales en cuestiones de comestibles, pero al ver y pensar en la majestuosidad y fuerza de este animal sin pensarlo decide registra la marca PRODUCTOS EL PUMA.

40

Años

50

Productos

30

Empleos

50

Clientes

Historia

PRODUCTOS EL PUMA fue fundada en 1979 por Carlos Arturo Rivera González actual propietario hoy es un una de las empresas líderes a nivel nacional en la fabricación y comercialización de Bocadillo de Guayaba producto insignia de la provincia Veleña y de nuestro país pues sus propiedades y presentaciones lo hacen un producto de fácil consumo.

1979-1980: arranca el sueño de un hombre pujante y trabajador del señor Carlos Arturo Rivera nacido y criado en una familia humilde campesina de la vereda de los guayabos quien deseaba ver sus productos en todas las plazas y mercados de esa época, llevando a los consumidores un producto delicioso y de fácil adquisición. Su trabajo y dedicación en una pequeña fábrica de propiedad de la señora celmira quien alquilaba la planta para preparar el tan reconocido producto arranco a fabricar bocadillo con ayuda de unos tres amigos que contrato.

Ya aproximadamente para el año de 1984 después de varios intentos por buscarle un nombre llamativo a su nueva empresa registra una de las marcas más recordadas por los consumidores de bocadillos en la actualidad PRODUCTOS EL PUMA.

1987: viendo la acogida de los productos por los consumidores afronta una coyuntura parcial que puso en riesgo la creciente empresa. Una de las más reconocidas prensas de la época público un artículo en el cual se afirmaba que el señor Carlos Rivera debía asumir una demanda interpuesta por una compañía que comercializaba ropa y calzado que alegaba que el nombre productos el puma les pertenecía y que debían ser indemnizados. Por suerte se encontró que alegando las características de la marca del señor Carlos Rivera pues se registró la marca como alimenticia y con registro mixto internacional logrando así poder seguir trabajando con esta marca.

1990: se registra la marca LA TENTACION DEL SABOR VELEÑO como emblema y definición de la empresa que somos.

1992: adquisición del terreno donde se encuentra actualmente la empresa a su anterior propietario Gonzalo Rodríguez

1994-1999: el conflicto armado y político de la época estuvieron presentes en repetidas ocasiones en la vida de este gran empresario pues su empresa fue blanco de las constantes amenazas y extorciones que por poco causan el cierre de la empresa, pero que no fue impedimento para seguir adelante más bien se llenó de valor para hacerle frente a la situación mejorando la planta y contratando más personal.

1996: una explosión por poco acaba con la vida del personal de la empresa, a mediados del mes de noviembre, la jornada laborar transcurría con normalidad y no se hacía extraño ver a su personal departiendo mientras empacaban bocadillo. Un descuido al parecer por la persona encargada del trabajo de la caldera que es la encargada de producir el vapor para la cocción de la pulpa de la guayaba al dejar que esta se quedara sin agua suficiente causo que explotara con tan gran fuerza que destruyó por completo gran parte de la edificación.

1997-2001: impulsado por las ganas de seguir luchando por su sueño, pero con tantas deudas y una crisis económica que opacaban el futuro de la empresa, muchos de sus más cercanos amigos ayudaron a que nuevamente Don Carlos se levantara de tan difícil situación y reconstruyera su empresa, nuevas instalaciones, maquinaria y equipos fueron los pilares de lo que es la empresa hoy.

2003-2007: implementación y búsqueda de certificaciones de buenas prácticas de manufactura y estándares de calidad, nuevos productos fueron indispensables para lograr un mayor reconocimiento y entrar entre las mejores fábricas de bocadillo de Santander.

Actualidad: una completa modernización de la planta, infraestructura y equipos capaces de producir aproximadamente 120.000 kilos de bocadillo mensuales, es un generador de empleo directo e indirecto a aproximadamente 80 personas de la zona. Exportaciones a Estados Unidos, Europa, Australia, Chile. Cuenta con su propia flota de carros para la distribución nacional y un catálogo con más de 90 productos de la mejor calidad que solo puede hacer Productos El Puma Y QUE han posicionads a esta empresa como uno de los mejores aliados en la fabricación de tan reconocido producto como lo es el BOCADILLO VELEÑO.